/ personajes

"Cosas chingonas" del chef Olvera

Mi tercera fascinación en la vida es la comida; la primera es mi familia, la segunda vivir experiencias a través de la fotografía y ésta me llevó al mundo de la gastronomía. Todo comenzó cuando cubría los eventos de la escuela de gastronomía en la Universidad Anáhuac del Sur como parte de mi convenio de beca. Asistí a mis primeras catas de vino, entendí la maquinaria creativa y estructurada para elaborar un platillo y los fogones se transformaron en referencias directas de olores, texturas, volúmenes, ritmos, sabores, complicidades, contrastes y colores.

Una de mis primeras colaboraciones para la revista Chilango, fue tomar unos retratos al Chef Enrique Olvera en su restaurante Pujol, era un joven tímido, hablaba poco y sonreía mucho, aun no había recibido premios importantes pero se hablaba de su talento como chef.

pujol-1ch

Es uno de esos personajes por los que tengo profundo respeto y admiración, de los que he tomado muchas cosas para reflexionar y hacerlas mías y es cuando mides qué tan fácil o difícil es emprender un negocio exitoso y una carrera llena de aplausos.

No es nada sencillo, he escuchado entrevistas con el Chef Olvera para distintos medios y puedo decir con certeza que se trata de un espíritu en constante evolución que quiere brindar una experiencia cercana a lo que es él y el humo que se le ha impregnado a su andar culinario.

triptico
Francisco Petrarca 254

Fueron muchas las veces que lo fotografié para diferentes publicaciones y a la distancia, con mi cámara al hombro, se acrecentó mi admiración por este galardonado chef, desde sus inicios, en aquella primera entrevista, su única visión fue tener el mejor restaurante del mundo, nos compartió como el capital de su padre con otros amigos fueron el motor económico para abrir Pujol, desde el inicio recorrido las mejores mesas del mundo para emprender su propio viaje y convertirse en una de ellas.

N-PUJOL-11ch

Un hombre que busca la perfección, que ha evolucionado en su propuesta gastronómica y su forma de interpretar la cocina y los ingredientes, él mismo decía que en un inicio la vainilla debía de ser de Papantla y expresó fidelidad por los mejores productos, evolucionó su marca desarrollando sabores, su propio laboratorio, asumiendo el riesgo de los restaurantes de Grupo Hábitat que después dejó, colaborar para organizar eventos entorno a la cocina y abrir su primer restaurante lejos de casa y lograr éxito.

La ultima entrevista a la cuál asistí fue días antes de abrir el nuevo Pujol, en Tennyson 133, Polanco,(Ciudad de México) el chef Olvera era una versión del ser humano que se entrega con la sinceridad y humildad de ofrecer para lo que a el significa lo mejor.

Me quedo con una frase de esa entrevista: Quiero que mis hijos digan “mi papá hace cosas chingonas”. Esas palabras están más allá de los premios y los aplausos, es hacer lo mejor para los tuyos y en un restaurante, los tuyos pueden ser todos.

N-PUJOL-03-4ch

Agencia Mexicana de Fotografía

PICONLINE.NET, Carlos Aranda

  • PICONLINE.NET

    PICONLINE.NET

    Somos una agencia mexicana profesional de fotografía y video.

    Artículos de PICONLINE.NET.

    PICONLINE.NET
  • Carlos Aranda

    Carlos Aranda

    Fotógrafo, director de Piconline. Con base en la Ciudad de México. Emprendedor de corazón.

    Artículos de Carlos Aranda.

    Carlos Aranda